viernes, 18 de septiembre de 2015

El efecto MATRIX

Esta entrada se publicó el 4 de noviembre del 2008, año del señor (de los esquites)

 Estaba viendo la película MATRIX, una película de la wb, cuando no dejé de notar ciertas similitudes con la creencia en los seres supremos, la religión y, principalmente, con el actuar de algunos seguidores.

La tendencia hollywwodesca de basarse en mitos, leyendas y cultura urbana ha dado fruto a la impresionante capacidad de producción que tiene la industria cinematográfica, y MATRIX no puede ser la excepción. Basada en los dogmas religiosos, nos presenta Sr. Anderson, programador de computadoras, quien no se siente a gusto en la realidad en que vive, por lo que adopta una segunda vida, NEO, su alter ego informático (eso no es raro, muchos preferimos usar sobrenombres antes de usar nuestro nombre real); supongamos que NEO es lo que nosotros llamamos AGNOSTICO, trata de buscar una respuesta a esa sensación que tiene y que no puede ser llenado por el mundo que lo rodea. Y la respuesta le llega a través de MORPHEUS, un personaje que vive el mundo real (ateo) y que le invita a conocerlo. La advertencia a lugar que le da morpheus a neo, el de una vez conociendo la verdad no hay marcha atrás, es comparable a la que una ves que te descubres la inexistencia de dios, ya no hay forma que vuelvas a caer en lo mismo.
Un detalle que marca MATRIX en su argumento, y que es similar a la religión, es la forma de adoctrinamiento. Los niños al nacer (cultivados) se les conecta a la matrix, para que nunca estén enterados; lo mismo pasa en la vida real, desde que nace los niños, viven rodeados de esa influencia de mitos, desde un ser supremo que los ama, hasta un hombre gordo vestido de rojo que cada navidad recorre el mundo repartiendo regalos.

Precisamente, un compañero de Y!R Posteó un video donde se constata los metodos de adoctrinamiento (Lavado del cerebro diria yo) que hacen en la religión cristiana:

<< Video dado de baja >>

Cuando Morpheus le muestra a Neo el mundo real, le enseña que dista mucho del que él conocía. Analogando, el mundo real dista mucho del que conocen los creyentes. Primero; no hay un ser supremo que nos vigila constantemente en sus cámaras de seguridad. Tampoco hay un infierno donde arderán los pecadores y mucho menos existe la famosa tierra que mana leche y miel.

En otra escena tenemos a Neo, mostrándole como aquellos que están conectados a la matrix, son capaces de hacer cualquier cosa para protegerla, por su dependencia a la misma; creo que aquí no es necesario analogar. Todos sabemos como actúan ciertos grupos religiosos contra quienes rechazan sus dogmas.

En resumen, matrix está basado en lo que actualmente conocemos como “dios”. Aunque matrix tiene su lado bueno, las máquinas trataron de crear un mundo perfecto. Lastima que la debilidad (y la imperfección) humana es evidente, aunque a diferencia de la religión, las máquinas si existen.

0 comentarios:

Publicar un comentario